"A Woman Of No Importante"

August 5, 2018

 

 

¿Por qué un oratorio cibernético? 

 

Una mujer anciana que decide quemar todas sus posesiones (memorias) y empezar de nuevo. Una niña que es raptada y asesinada. Una robot sometida a la esclavitud sexual y doméstica, que toma consciencia de sí, y se revela asumiendo el dolor como su arma de libertad. Ellas son las tres protagonistas de este oratorio, que concluye con un réquiem dedicado a la compositora Pauline Oliveros (1932-2006).

 

El título del oratorio, A Woman of no Importance, es tomado de la pieza teatral de Oscar Wilde (1893). La propuesta narrativa que estructura el oratorio incluye un estudio de Frankenstein o el nuevo Prometeo de Mary Shelley (1818), The Left Hand of Darkness de Ursula Le Guin (1969), y The Memoirs of a Survivor de Doris Lessing (1974), con el objetivo de que la investigación artística, realizada en la composición y el diseño sonoro de la obra, reflexione también desde los paradigmas de una ciencia ficción creada por mujeres, combinando "Noise" analógico y electrónico, espectralismo, técnicas de improvisación inspiradas en el minimalismo, la música algorítmica, el free jazz y el death metal. El oratorio solo existe como obra grabada, fue producido por el sello discográfico neoyorkino Irreverence Group Music, y presentado en plataformas digitales el 6 de mayo de 2018.

 

El oratorio es un género musical dramático cuya temática suele ser religiosa, que no presenta puesta en escena, vestuario o decorados, compuesto para voces solistas, coro y  orquesta. La palabra oratorio proviene de la práctica de reunirse en un lugar a orar, un tipo de oratorio es la “Pasión”, cuya temática es la “pasión de cristo”. La Pasión según San Mateo (“Matthäus-Passion”, 1727) de Johann Sebastian Bach, es una de las más populares. Nuestro oratorio dialoga con esta tradición, remitiendo a las pasión y muerte de las cuatro protagonistas. Su pasión es abordada desde la cibernética, como ciencia que estudia el funcionamiento de los mecanismos y las conexiones de los seres vivos, con el fin de aplicarlos a sistemas electrónicos y mecánicos. Ahora bien, ¿por qué entrelazar las historias de estas mujeres en un oratorio?, ¿cómo la cibernética relaciona sus historias? 

 

Elena Zúñiga Escobar y Susan Campos Fonseca retratadas por Carlos Quesada (2018)

 

Elegimos la poesía de otras mujeres para contar sus historias. Mi madre, Celina Fonseca Quirós (Costa Rica, 1951), es la primera protagonista. Ella encarna a la anciana que decide quemar sus memorias en el jardín de su casa, y empezar de nuevo. El poema de Lorena Izquierdo Aparicio (inédito, 2017), es el elegido para articular esta primera “pasión”,

 

“d e s p e d i d a

vacío en la luna

más tarde que la cascada

está la luna

lomo de pájaro

sale herido

en su piel roja

dos veces me dijeron que la piel se me ve intensa

dos veces dije que no había ojos para mirar ningún rostro 

dos veces cae el silencio del árbol

guiso de la mañana

humo de piel

hueso de mediodía” 

 

El jardín de Celina y Lorena es un cementerio pero, a la vez, los “jardínes de ceniza” (nombre elegido para esta primera parte), son lugares donde las cenizas de los muertos se depositadas en urnas biodegradables. Las urnas suelen ser enterradas superficialmente en la tierra, en algunas casos no son solo las cenizas de cuerpos inertes, si no los cuerpos en sí. La práctica enseña que se puede sembrar una semilla de alguna planta en estas “cenizas-cuerpos”, con el objetivo de dar vida a otro ser, a otras historias, incluso a la propia historia, en las memorias de quienes sobreviven a la muerte y a la pérdida de las personas que reposan en las urnas, y son “sembradas”.

 

La sociedad ha visto a las mujeres ancianas como criaturas monstruosas o inútiles. Ellas se esconden en sus casas, atadas a los recuerdos, pero su cotidianidad demuestran que siguen vivas. Las cosas y las acciones más pequeñas las vuelven vulnerables y les recuerdan que siguen vivas. Ellas son capaces de vislumbrar el reciclaje de la vida; en el “jardín de cenizas”, esta visión se materializa.

 

La segunda parte del oratorio es Rachel (in the temporary mist of prayer), la protagonista es la niña: Rachel. La poesía de Cindy Savett (Washington DC: Big Game Books, 2007), nos habla de la infancia y de la violencia humana que destruye una vida que apenas comienza. La naturaleza está presente también en esta segunda pieza, en el bosque que rodea la casa donde Rachel está prisionera, donde su cuerpo finalmente es abandonado y se pudre. El poema de Savett nos recuerda que los mecanismos de la vida continúan su curso. El mecanismo cibernético se recicla: el jardín de cenizas, el bosque donde todo se pudre, representan esta conexión. 

 

El mito de un jardín donde todo comienza y todo concluye, es una “imagen superviviente” que teje la memoria colectiva de la cultura occidental. La anciana y la niña muestran las conexiones y los mecanismos del organismo cibernético que el oratorio pretende plantear. Y es a partir de ellas que es programada la máquina, que toma consciencia de sí desde el dolor, desde la soledad existencial. 

 

  

 

 

Los seres humanos creamos a nuestra imagen y semejanza la Inteligencia Artificial (IA), y la ciencia ficción especula sobre las posibilidades de la IA, cuando las limitaciones de quienes las programamos se manifiesten. El fado, canción tradicional portuguesa, y la saudade, dan estructura a “Ciberpunk fados” (2015), cinco poemas de Susan Campos-Fonseca (Paisaje Nihilista, New York: Nueva York Poetry Press, 2018), que traducidos al portugués, configuran la tercera sección del oratorio. La protagonista aquí es la robot, esclavizada por sus creadores humanos al servicio domestico y sexual. La metáfora y arquetipo musical del fado, articula un teorema a partir de una idea: que la saudade (soledad existencial) puede transformarse en un código de programación, a partir del cual la máquina aprende que la especie humana sólo tiene sentido cuando toma consciencia de su fragilidad. La máquina se sabe más fuerte y más eficiente, pero entiende que la racionalidad humana es la clave de su extinción. 

 

Llegamos así a la “escucha profunda” (deep listening), como propuso Pauline Oliveros en sus Sonic Meditations (1971). Esta cuarta y última sección del oratorio, revela una cibernética del tiempo, del deseo, de la distancia, de los cuerpos, de las relaciones entre los seres. El poema de Elise Plain (inédito, 2012), resume en “Réquiem” (misa de difuntos), la pasión de vida y muerte que teje las historias de la anciana, la niña y la robot.

 

“Me acuesto con el amor

en el lecho de la muerte

me acuesto con el mar

y la muerte

en el lecho del amor

me acuesto con el deseo

me acuesto con la muerte

en el lecho del mar 

en el lecho del amor.”

 

A Woman of no Importance (Cybernetics oratorium), ha sido diseñado para pensar las redes de vida y muerte entre las protagonistas y sus cuerpos, ellas son “mujeres sin importancia” para el sistema patriarcal: una anciana, una niña, un robot.. una compositora. La anciana que ve en la vulnerabilidad de envejecer un renacimiento. La niña cuya vida incipiente es destrozada por la violación y el asesinato. La robot que entiende la violencia de la racionalidad bajo la cual fue programada. La compositora Pauline Oliveros que propone una escucha profunda, y que en los años 70s preguntó si era posible pensar otro paradigma de composición fuera del canon patriarcal de la música occidental. La apuesta política feminista de este oratorio empieza allí.

 

Las historias de las protagonistas que articulan en este oratorio ciberfeminista, fueron elegidas con el propósito de meditar, como propone la filósofa Donna J. Haraway, sobre las relaciones entre especies, cuestionando la separación entre máquina, organismo cibernético y ser humano. Es decir, el oratorio intenta pensar críticamente las representaciones occidentales del humanismo y la naturaleza, las cuales se ven reflejadas en cómo y para qué programamos a las máquinas de IA, qué tipo de tecnología y cultura producimos y consumimos.

 

Susan Campos-Fonseca, PhD.

 

+ Info: Les invitamos a escuchar y conocer más sobre este proyecto en Audiotopía 

 

 

 

 

 

 

 

El oratorio está disponible en iTunes, Spotify y otras plataformas digitales, bajo el sello discográfico Irreverence Group Music www.irreverencegroupmusic.com 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Susan Campos - Fonseca

Composer and writer

  • Facebook
  • IGM
  • Instagram
  • Spotify
  • Soundcloud
  • iTunes

© 2018  |  IGM  |  New York